Disfrutar al máximo de las vacaciones de Semana Santa es posible si se hace una buena planificación de las actividades.

Consejos para disfrutar de la Semana Santa

Las vacaciones de Semana Santa son uno de los períodos vacacionales más esperados y es que la mayoría de los trabajadores llevan desde el pasado verano sin disfrutar de unos días de descanso.

La Semana Santa suele ser además el pistoletazo de salida hacia la época estival, aunque este año las fiestas caigan nada más empezar la primavera.

Los días de descanso durante la Semana Santa son pocos y la mayoría sólo pueden disfrutar de cuatro días de fiesta, por ello es esencial hacer una buena planificación para disfrutar al máximo.

Al haber tan pocos días de vacaciones es necesario ser precavido a la hora de elegir lugar de alojamiento. Se puede optar entre un hotel, un camping o un apartamento vacacional, pero lo importante es no dejarlo todo para última hora ya que puede ocurrir que no queden plazas libres.

Una vez que el alojamiento ya está reservado hay que seguir organizando el viaje. Si se va a hacer turismo lo mejor es hacer uso de Internet y de guías de viajes para planificar las actividades que se van a realizar. Así no se pierde tiempo una vez llegados al destino.

Las vacaciones deben servir para recargar pilas y volver a la rutina con un ánimo renovado, pero debido al uso excesivo de las nuevas tecnologías se desconecta cada vez menos. Durante los días de descanso es recomendable dejar de lado el teléfono o la tablet y centrarse en disfrutar del lugar en el que se está y de la compañía.

Si se va a viajar hay que tener en cuenta que en esas fechas hay mucha gente que se desplaza de un sitio a otro, por lo que los atascos suelen ser algo frecuente. Para sobrellevar mejor esta situación es recomendable evitar salir en horas punta y armarse de paciencia en caso de encontrarse con un atasco.

También es posible disfrutar de la semana santa sin salir de casa. En este caso una buena opción para sacar el máximo partido a la Semana Santa puede ser aprovechar el tiempo libre para desarrollar esas actividades para las que nunca se tiene tiempo (visitar a los amigos, hacer algo de deporte, ir al cine…) también puede ser un buen momento para redescubrir la ciudad y verla desde una nueva perspectiva, visitando los edificios más emblemáticas como si se tratara de un turista.

En casa o fuera de ella, la mejor manera para disfrutar de la Semana Santa es hacer aquello que nos gusta y nos hace felices.

¿tu reaccion?

conversaciones de facebook