Ideas de regalos educativos para niños : Granja de Hormigas
Si estas buscando un regalo original, deivertido y creativo puede que un hormiguero o granja de hormigas sea lo que necesitas!

Un regalo original, divertido y educativo.

Estos sistemas son una oportunidad para los más jovenes de disfrutar y aprender de la naturaleza.

Existen varios modelos y tipos de hormigueros. Los más indicados para niños posiblemente sean las "granjas de hormigas de gel". 

Estos hormigueros a base de gel son autosuficientes ya que contienen todos los nutrientes y liquidos que las hormigas necesitan para sobrevivir.

Estos asombrosos eco-terrario de gel reproduce la vida en un hábitat seguro. Con el gel que a su vez actua como nutriente, no tendrá que preocuparse de alimentar a sus hormigas. Les proporciona toda la comida y el agua que necesitan. Este gel único también es perfecto para cultivar plantas.

¿Dónde comprar una granja de hormigas?

Existen numerosas webs en donde podemos comprar estas originales granjas de hormigas nosotros te recomendamos la tienda anthouse, por estar formada a partir de aficionados del mayor foro sobre estos animales.

Si quieres empezar con este hobbie o regalar una granja de hormigas, este sin duda por precio y calidad de los materiales es uno de los mejores sitios en dónde empezar

La historia de las Granjas de Hormigas u Hormigueros

Las granjas de hormigas o el formicarium (como se le conoce más educativamente) fue inventado por Charles Janet, un entomólogo y polimatetra francés, que tuvo la idea de reducir las tres dimensiones de un hormiguero a las dos dimensiones virtuales entre dos cristales de vidrio.Su diseño fue expuesto en la Exposición Universelle (1900) de París. 

El invento de Janet fue reconocido por su ascenso a Caballero de la Legión de Honor, pero no obtuvo una patente ni intentó comercializar su creación.

La primera granja de hormigas comercializada fue introducida alrededor de 1929 por Frank Eugene Austin, un inventor y profesor en la Thayer School of Engineering del Dartmouth College. 

Austin recibió una patente para su granja el 16 de junio de 1931, así como otras patentes para su desarrollo continuo. Austin incluía escenas caprichosas pintadas o de madera de palacios, granjas y otros lugares sobre el nivel del suelo.

En 1956, Milton Levine, fundador de Tío Milton Industries, creó su propia versión de un ganja de hormigas, supuestamente independiente de Frank Austin. Levine tuvo la idea al asistir a un picnic del 4 de julio. Levine registró el término "hormiguero" para su producto y lo registró como marca comercial.

Es posible que Austin no haya utilizado este término; en sus patentes, el formicario es referido como un "aparato educativo" y "jaula de insectos escénicos", y en el artículo de 1936 de la revista sobre el dispositivo de Austin, la estructura es llamada un "palacio hormiga". 

Esta marca registrada recibió notoriedad cuando Scott Adams utilizó la frase en un cómic de Dilbert y recibió cartas amenazantes de los abogados de Tío Milton Industries, exigiendo una retractación por el uso no autorizado de la frase. Adams satirizó el incidente en una tira cómica posterior, en la que Dilbert pidió una frase sustitutiva de "un hábitat para criaturas insignificantes y repugnantes", a la que Dogbert respondió "escuela de derecho".

Leyes para tener un hormiguero

En los Estados Unidos de América, por lo general es ilegal enviar hormigas reinas a través de líneas estatales, y las granjas de hormigas vendidas allí no contienen reinas. 

En Europa, algunas especies domésticas (como la Formica rufa) están protegidas, y es ilegal poseer, mantener, comprar o vender estas hormigas o dañar sus nidos. 

Sin embargo, a diferencia de lo que ocurre con los reptiles y las arañas, no existen normas para poseer, conservar, comprar o vender especies no protegidas. Algunas formicarias que se venden allí no contienen reinas, pero las tiendas de hormigas profesionales suelen vender sus colonias con reinas.

¿tu reaccion?

conversaciones de facebook