La revolución de los supermercados del futuro.
Los supermercados nacieron con el ambicioso y simple objetivo de vender la mayor cantidad de objetos posibles sin la necesidad de un gran número de personal para atender a los clientes.

De esto hace ya prácticamente unos 100 años. Los primeros no eran más que tiendas de autoservicio que incorporaban todo tipo de productos. 

Hoy en día los avances tecnológicos están creando una enorme cantidad de nuevas posibilidades. A quién adquiere un plátano, unos huevos, o un filete de carne puede no bastarle leer la etiqueta con el peso y la fecha de caducidad. En la actualidad, gracias a las nuevas tecnologías, a los terminales móviles que prácticamente todos llevamos con nosotros o a una app adecuada podemos conocer muchas más cosas, como cuál ha sido el impacto ambiental de producir esos plátanos que van a llegar a tu mesa, si el producto puede generar algún tipo de alergia, etc...

Existen aplicaciones cómo está app de DIA, que ofrecen a los clientes la facilidad de comprar más barato, utilizando descuentos y cupones especiales de una forma cómoda intuitiva. Además podrás consultar el folleto y las ofertas de tu tienda DIA, ver cuántos artículos has adquirido este mes o hacer la lista de la compra.

Cada vez se realizan más aperturas de nuevos supermercado que utiliza las últimas tecnologías para facilitar la compra. Estos nuevos establecimientos están equipados con sensores, pantallas y un sin fin de nuevas tecnologías, que los hace mucho más interactivos y atractivos para el cliente.

Otra tecnología que podría revolucionar los mercados del futuro y que de hecho ya está probando algunos, consiste en incluir sensores en las estanterías que reaccionan a las interacciones y movimientos de los clientes, ofreciendo información en tiempo real de los productos a los que acceden. 

Estas iniciativas ayudan a los clientes más perezosos a obtener una información más correcta de los artículos que consume. 

Por supuesto además de ayudar al cliente todas estas tecnologías son de un gran valor para los equipos de marketing ya que consiguen datos muy precisos de las demandas de los compradores. 

Con todo esto es probable que en el futuro veamos el ir a conseguir artículos cada vez más como una experiencia mucho más práctica ya que a la vez que compramos diferentes productos, obtendremos más información sobre ellos, como ejemplo, imagínate que mientras compras una manzana y con solo mirar la pantalla más cercana, podría estar viendo el huerto en el que ha crecido.

¿tu reaccion?

conversaciones de facebook