La pérdida del equipaje puede ser una experiencia muy desagradable. ¿Qué podemos hacer si nos ocurre?

La pérdida del equipaje es una situación desagradable que puede ser un mal comienzo o un mal final para unas estupendas vacaciones.

La desaparición de maletas es más frecuente en los viajes en avión. Si tu maleta no aparece en la cinta de equipajes debes dirigirte inmediatamente al mostrador de atención al cliente de la aerolínea con la que has viajado para rellenar un formulario de reclamación. Se abre entonces un plazo que puede variar entre 10 o 21 días, en función de si se trata de vuelos nacionales o internacionales, para que la aerolínea dé por perdida la maleta de forma definitiva y proceda a la indemnización.

Hay que tener en cuenta que la indemnización se hace habitualmente en función del peso de la maleta, sin tener en cuenta objetos de especial valor (cámaras, joyas, etc.) salvo que al facturasr hayas declarado que llevas en la maleta este tipo de artículos.

Si la pérdida de equipaje ocurre en el vuelo de ida a tu destino de vacaciones, las aerolíneas ofrecen diferentes alternativas para que el viajero afectado sufra el menor perjuicio posible. La más habitual es adelantar parte del dinero de la indemnización para que el viajero pueda comprar ropa y productos de aseo.

El equipaje puede perderse en otros medios de transporte colectivos como el tren o el autobús. En estos casos los procesos de reclamación del equipaje y de indemnización si la maleta se ha perdido definitivamente funcionan de manera muy similar a la de las aerolíneas.

La desaparición de maletas en el transporte colectivo no es algo inusual, por ello se recomienda a los viajeros que siempre porten una bolsa de equipaje de mano en la que lleven los aparatos electrónicos, los objetos de valor como las joyas, una o dos mudas y productos básicos para el aseo, así como la documentación personal. De esta forma en caso de producirse la pérdida del equipaje el daño sufrido será menor.

La pérdida de equipaje es también posible mientras se viaja en coche particular. En la mayoría de los casos los seguros de coche, y con frecuencia los seguros de hogar, ofrecen una cobertura extra por robo de maletas y equipaje en el coche. Es conveniente revisar las pólizas antes de salir de viaje para saber si existe posibilidad de reclamar algo en caso de desaparición del equipaje.

Por último conviene recordar que la desaparición del equipaje es una situación desagradable tanto para el pasajero como para la compañía que era responsable del equipaje, por lo que lo mejor es actuar con paciencia. 

¿tu reaccion?

conversaciones de facebook