Cómo es el primer mes de vida de un cachorro
Tras una media de 63 días de gestación (entre 58 y 68 días), la perra da a luz. A partir de este momento podremos disfrutar del desarrollo del cachorro, sujeto a una cantidad de cambios sorprendentemente sincronizados en apenas cuatro semanas de vida.

La más adecuada para encargarse de todo es la madre, pero si ella falta, seremos nosotros quienes debamos encargarnos de la crianza del cachorro.

A primera vista, esto puede parecer complicado, pero cuidar a un cachorro nuevo es fácil si se tienen en cuenta los instintos con los que nace, que determinan los cuidados que necesita, y la alimentación más adecuada.

Sentidos e instintos del cachorro recién nacido

·         Olfato. Es el sentido más desarrollado del cachorro recién nacido. De hecho, es el sentido que le permite encontrar la leche de su madre.

·         Vista. El cachorrito nace con los párpados unidos, por lo que podemos decir que nace ciego. Empieza a abrirlos a partir de las dos semanas, pero sólo percibe luz. Durante este período debemos asegurarnos de que no se producen inflamaciones ni secreciones blanquecinas o amarillentas, ya que esto podría ser signo de infección. Si no está al cuidado de su madre, debemos limpiarle con una gasa humedecida en suero al menos una vez al día.

·         Oído. El conducto auditivo del cachorro recién nacido está prácticamente cerrado hasta los veinte días de edad, así que su audición sólo percibe ruidos muy intensos durante este tiempo.

·         Tacto y temperatura. El cachorrito utiliza el tacto para estar cerca de su madre y hermanos, y lo hace porque nace sin la capacidad de regular su temperatura corporal. Esta es una de las razones por las que el entorno del cachorro debe ser cálido (por encima de los 30 grados) durante la primera semana de vida. Aunque el cachorro luego puede regular su temperatura, la del lugar nunca debe bajar de los 25 grados.

·         Evacuación. El cachorro necesita que se le estimule para la evacuación de la orina y las heces, que es una de las funciones que cumple el lamido de su madre. Si el cachorro está a nuestro cuidado, debemos darle masajes suaves en la zona ano-genital para estimularle, lo que podemos hacer con un paño suave. Las heces del cachorro lactante no son sólidas, pero tampoco son totalmente líquidas. Al menor signo de heces sueltas, deberíamos llevarlo a un veterinario.

·         Lamido y succión. Cuando nace, el cachorro sólo posee el instinto de succionar, así que sólo es capaz de mamar. Es a partir de las tres-cuatro semanas cuando aparece el instinto de lamer y masticar junto con su capacidad de digerir alimentos diferentes de la leche, lo que permite su sustitución como base de su dieta.

·         Dentición del cachorro. Carece de dientes al nacer, pero le empiezan a salir hacia las cuatro semanas de edad. ¡Justo cuando comienza a tomar alimentos diferentes a la leche!

Nutrición para cachorros durante el primer mes de vida

Durante todo el proceso de desarrollo del cachorro su alimentación es fundamental y debe ir adaptándose a sus necesidades nutricionales, que van cambiando según va creciendo.

·         Alimentos desde el nacimiento hasta el destete. Obviamente, el cachorrito sólo puede tomar leche durante las primeras semanas de vida. Si por algún motivo no puede mamar de su madre, no debe tomar leche de vaca, sino que el sustituto de la leche de la madre debe ser la leche maternizada para cachorros recién nacidos, ya que es la única que, además de ser muy digestible, tiene los nutrientes adecuados y en la proporción idónea para él.

·         Alimentos para el destete. Como el cachorro no tiene el instinto de masticar durante este período, debe tomar alimentos en textura semilíquida o cremosa, para que pueda tomarla lamiéndola. Tras unos días de adaptación y vigilando que no aparezcan diarreas o vómitos, se puede ir haciendo una papilla cada vez más compacta. Al mismo tiempo, debemos proporcionar alimento totalmente seco para que vaya familiarizándose y cuando veamos que lo toma sin ningún problema, dejamos de dárselo rehidratado.

·         Tipos de alimentos para el destete. Dado que la comida del cachorro es diferente según sea su tamaño estimado de adulto, el destete debe hacerse con alimentos formulados según dicho tamaño: muy pequeños (hasta 10 kilos), medianos (entre 11 y 25 kilos), grandes (entre 26 y 44 kilos) y gigantes (más de 45 kilos). ¿Es seguro? ¿Es nutritivo? ¿Es adecuado?Estas son las tres preguntas clave que debemos hacernos a la hora de elegir el alimento para tu cachorro.

Cómo hacer una papilla para el destete del cachorro

·         Alimento húmedo. Algunas marcas, como Royal Canin, comercializan alimentos húmedos especiales para el destete, así que tan sólo hay que abrir el envase y dárselo al cachorro según las indicaciones del envase.

·         Alimento rehidratado. Dado que el cachorro va a tomar el alimento del destete hasta que tiene dos meses de edad, otra opción es preparar la papilla rehidratando el alimento seco. Esto se puede hacer con agua o leche maternizada, con la única salvedad de ir diluyendo cada vez menos según veamos que el cachorrito la toma con facilidad y no le produce trastornos digestivos.

Cuántas veces al día debe comer un cachorro

·         Desde el nacimiento hasta el destete. El cachorrito recién nacido necesita comer cada tres horas, con lo que come ocho veces al día. Si está con su madre, lo único que debemos hacer nosotros es asegurarnos de que aumenta de peso todos los días, lo que podemos hacer con una báscula de cocina. Por el contrario, si somos nosotros quienes debemos ocuparnos de su alimentación, debemos ser lo más rigurosos posible con los horarios del cachorro, un esfuerzo considerable aunque sea sólo durante las primeras semanas de vida del cachorro.

·         Cómo hacer el destete del cachorro. El destete se realiza hacia la tercera o cuarta semana de vida. Las primeras tomas de alimento diferente a la leche deben ser de muy poca cantidad y siempre vigilando que no se producen diarreas. Poco a poco vamos aumentando la cantidad de alimento en papilla y reduciendo el número de tomas de leche. Por regla general son los cachorros los que marcan el ritmo, ya que unos rechazarán la leche antes que otros de manera natural. Al principio del destete, un cachorro debe comer el mismo número de veces al día que si tomara leche, pero según vaya aumentando su ración va disminuyendo el número de tomas.

Si quieres saber más sobre cómo cuidar a tu cachorro, te recomendamos que visites la web de Royal Canin, donde no sólo encontrarás consejos sobre su alimentación a partir del primer mes de vida, sino también sobre todo lo que afecta al bienestar del cachorro.

¿tu reaccion?

conversaciones de facebook