“El sistema que hace que el capitalismo funcione para la mayoría de la gente ya no funciona”,

esto es lo que asegura en una publicación en su Linkedin el co-director de inversiones del hedge fund Bridgewater, posiblemente el mayor del mundo a nivel de beneficio. (42.000 millones de dólares)

En este artículo se exponen hechos como los siguientes:

- “El dinero es gratis para aquellos que son dignos de crédito porque los inversores que se lo dan están dispuestos a aceptar de vuelta menos de lo que aportan”

- “El dinero es esencialmente gratis para quienes ya lo tienen e inasequible para quienes no

- "el dinero que se está poniendo en manos de los inversores no impulsa el crecimiento y la inflación, porque los inversores lo que quieren es invertirlo más que gastarlo"

- "Hay tanto dinero ahora mismo queriendo comprar esos sueños, que en algunos casos los inversores de capital riesgo están poniendo más dinero en nuevas empresas tecnológicas de lo que realmente ellas quieren y necesitan."

- "los pagos para pensiones y gastos sanitarios seguirán creciendo mientras que muchos de los que tienen que pagar esas obligaciones no tendrán suficiente dinero para cumplirlas. "

¿Podría ser el Bitcoin y las criptomonedas una solución para este capitalismo roto?

El frenesí alrededor de Bitcoin oscurece el hecho de que la cadena de bloques, la tecnología que sostiene las criptodivisas, es una tecnología mucho más general, una que tiene el potencial de revolucionar mucho más que los mercados de divisas. 

El potencial revolucionario de la cadena de bloques reside en su capacidad de inventariar, rastrear, subdividir y transferir riqueza de forma segura a través de Internet. En pocas palabras, lo que Internet fue para los medios sociales - la tecnología habilitadora básica - la cadena de bloques es la posibilidad de una verdadera economía sostenible e igualitaria.

Desde China hasta Estados Unidos, desde Europa hasta América Latina, e independientemente del sistema político, el capitalismo ha conquistado el mundo. 

El alto crecimiento de la productividad ha hecho que entre 2003 y 2013, por ejemplo, el ingreso per cápita mundial se haya duplicado. El resultado es un mundo que se está enriqueciendo rápidamente pero de forma muy desigual.

Sin embargo, la cuestión de cómo distribuir equitativamente toda esta riqueza sigue sin resolverse. Uno de los mayores desafíos que enfrenta el capitalismo contemporáneo de alta tecnología y globalizado es el incesante aumento de la desigualdad y la falta de empleo estable y bien remunerado, en particular para las personas sin conocimientos técnicos. La globalización hace crecer las clases medias en China y México, pero cuesta puestos de trabajo en América. La tecnología, hasta ahora, ha empeorado la desigualdad.

La llegada de la inteligencia artificial y los robots amenaza con exacerbar estas tendencias. Y ahí es donde las nuevas criptomonedas podrían jugar un papel fundamental.

Nuevas herramientas fuera del sistema financiero tradicional o bancos.

La nueva economía y tecnologías están buscando soluciones más creativas para todo tipo de actividades económicas, desde conseguir créditos rápidos para montar un negocio, pagar deudas, un imprevisto, un viaje, pagar una factura médica, etc. Por ejemplo en diversas webs podrá conseguir un crédito rápido incluso aunque este en un registro de la asnef

Por otro lado cada día surgen nuevas alternativas a los bancos tradiciones en forma de apps. Bancos en los que no tendrá que preocuparse de acudir a una oficina para resolver problemas, y desde los que podrás resolver tus necesidades desde cualquier parte del mundo.

Lo resumido en este artículo viene a indicar que el sistema capitalista que ha funcionado hasta ahora esta enfermo y tiene difícil solución. 

Se presentan tiempos de cambios.

¿tu reaccion?

conversaciones de facebook