El tarot en el psicoanálisis de Jung
Carl Jung médico psiquiatra, psicólogo y ensayista.

Sostenía que  las cartas de tarot, especialmente los Arcanos Mayores, pueden ser de gran utilidad en el psicoanálisis. 

Carl Gustav Jung nació el 26 de julio de 1875 en una pequeña localidad llamada Kessewil - Turgovia en Suiza, y muere el 6 de junio de 1961 en Zurich. En vida fue pieza clave en los comienzos del psicoanálisis, y tiempo después se convertiría en el creador de la escuela de la psicología analítica. La psicología analítica también es conocida como psicología profunda o psicología de los complejos.

Jung desde muy joven se interesó por la metafísica, la alquimia y lo paranormal. Su interés también abarcó lenguas antiguas como el sánscrito, y la sabiduría contenida en la cultura oriental. Leyó libros sagrados hindúes y practicó el I-Ching.

Al obtener su título se mudó a Zurich, y dividía su tiempo entre el Hospital Mental de Burghoeltxli, la Universidad de Zurich donde daba clases, y su consulta privada. Para ese entonces creó la metodología de la asociación de palabras.

Durante una visita a la ciudad de Viena en 1907, conoce a Freud a quien admiraba. Después de este encuentro se suscitaron varios, lo que creó una relación de trabajo entre ambos doctores. Freud tomó a Jung como su colaborador y sucesor en el área del psicoanálisis.

 

El tarot, una herramienta muy útil en el psicoanálisis


Según la hipótesis de los arquetipos de Carl Jung, el tarot es una parte del inconsciente colectivo, en el cual podemos encontrar patrones. Según este médico psicólogo, por medio del tarot se podía revelar el inconsciente y alcanzar la individualización, desarrollar el Self (el uno mismo). Los arquetipos forman parte de nuestro legado psíquico, son los patrones y los roles aceptados y realizados por la sociedad de manera inconsciente. Constituyen el modelo de una clase de persona o comportamiento que percibimos por medio de sus expresiones simbólicas.

​Carl Jung escribió en su libro "El hombre y sus símbolos", lo siguiente: “El arquetipo es una tendencia a formar tales representaciones de un motivo –representaciones que pueden variar mucho en el detalle sin perder un patrón básico… Son de hecho una tendencia instintiva (…) Es esencial insistir que no son meros conceptos filosóficos. Son pedazos de la vida misma –imágenes que están integralmente conectadas al individuo a través del puente de las emociones- «No se trata, pues, de representaciones heredadas, sino de posibilidades heredadas de representaciones. Tampoco son herencias individuales, sino, en lo esencial, generales, como se puede comprobar por ser los arquetipos un fenómeno universal»”.

Principales arquetipos según Jung


La persona: encarna la imagen pública que utilizamos para salir al mundo. En su extremo más positivo personifica la “buena impresión” que deseamos transmitir dando cumplimiento a los roles que exige la sociedad. En su extremo más negativo esta imagen se confunde con nuestro verdadero ser, al creer que somos lo que pretendemos ser.

La sombra: es la parte negativa de la persona. El inconsciente reprimido. La sombra es representada por la serpiente, el dragón y los demonios. Soñar que estamos en conflicto con una de estas representaciones de la sombra, puede ser una manifestación del inconsciente indicando que se está luchando con uno mismo.

El Self: este es el arquetipo mayor. Significa la trascendencia de todos los opuestos. Es el todo. Somos nosotros y nuestros opuestos. El bien y el mal, lo consciente y lo inconsciente, etc.

El Mandala: para Jung este es el principal arquetipoEs una representación de la concordia de los opuestos, la integración total. Se identifica con la memoria del colectivo y el alma del universo, es una súper consciencia del cosmos. Simboliza a Dios o al self (Mandala es una personificación del self).

El Anima y Animus. el Anima es la parte femenina (Eros) que se encuentra en el hombre y que está reprimida por él. Animus es su espejo que representa la parte masculina (Logos) que se encuentra en las mujeres. El Anima puede representarse como una chica joven intuitiva, una bruja o como la madre tierra. El Animus por su parte, puede representarse como un guerrero, un viejo sabio o como un conjunto de hombres, y tiende hacia la lógica y lo racional.

A diferencia de Freud, Jung incluyó en sus teorías a la alquimia, la metafísica y la astrología. Varios de sus estudiantes aprovecharon estos conocimientos para crear métodos que incluyeran el uso del Tarot en el psicoanálisis.

Uno de los discípulos de Jung de nombre Robert Wang, publicó un libro titulado “El Tarot de Jung y sus imágenes arquetípicas”, aquí se describen los arquetipos en detalle y en especial el Mandala, el predilecto de Jung.

Según Jung el tarot podía emplearse como una metodología de introspección para lograr conocerse uno mismo, y hallar las soluciones y respuestas a nuestros problemas mirando hacia nuestro interior.


El tarot te presenta los arquetipos que tienen influencia en tu vida. De acuerdo a lo sostenido por Jung, solo al conocer  tus arquetipos podrás conocerte a ti mismo, superar tus complejos y evitar un caer en la neurosis.


“Hasta que no hagas consciente lo que llevas en tu inconsciente, éste último dirigirá tu vida y  tú le llamarás destino” Carl Gustav Jung

¿tu reaccion?

conversaciones de facebook