¿Puedo solicitar préstamos sin nómina?
Muchas veces, nos vemos en la necesidad de pedir un préstamo y tenemos en mente que este tipo de solicitudes vienen acompañadas de un proceso difícil y tedioso con muchos obstáculos.

Sin embargo, hoy en día, los préstamos los puede pedir prácticamente cualquiera, incluso los que no disponen de una nómina corriente.

A diferencia de los bancos tradicionales, los préstamos online nos permiten solicitar y recibir una respuesta en mucho menos tiempo, con mayor eficacia y sin la cantidad de requisitos y trabas que un banco tradicional requiere, como puede ser tener una nómina.

Las empresas de préstamos online requieren de una cantidad de documentación mínima para poder otorgar créditos rápidos. Además de esta ventaja, este tipo de servicio no requiere de un contrato de trabajo, ni justificación del uso del dinero, ni ningún tipo de explicación.

El mercado crediticio y sus posibilidades

Las posibilidades dentro de las ofertas de los préstamos online son muchas. Por ello, para poder encontrar las mejores ofertas de préstamos online adecuadas a ti, es necesario utilizar un buen comparador. Comparadores como Crediteria o Prestameria son herramientas que pueden ayudarte con esta tarea de buscar la opción de préstamo más adecuada para tus intereses.

Dentro de estos comparadores, también podremos ver los requisitos necesarios para tramitar dicho préstamo y poder valorar el que más te convenga y se adapte a tus posibilidades y situación particular.

¿Cuál es la cantidad máxima que se nos puede otorgar?

No existe una cantidad estándar máxima a la que podamos aspirar a obtener en un préstamo. 

La cantidad máxima depende de la situación personal de los clientes y de diferentes factores, los más importantes que determinan estas cantidades son: la capacidad de retribución de las cuotas por parte del cliente y los plazos temporales asignados del préstamo acordado. Por ejemplo, si un préstamo está acordado en pagarse en pocas cuotas y un plazo temporal corto, es posible que podamos aspirar a una mayor cantidad de dinero que si fuera en varios plazos durante un largo periodo de tiempo.

También existe otra modalidad de préstamos que son los minicréditos los cuales regularmente constan de una cantidad entre 300 y 600 euros que se utilizan para momentos de emergencia o para hacer frente a un pago imprevisto puntual. Estos minicréditos requieren de muy poca documentación y te permiten pagarlos en un periodo breve de tiempo, generalmente alrededor de un mes. Es una opción muy práctica para situaciones donde requerimos una pequeña inyección económica que sea rápida, ya que los minicréditos regularmente se conceden a las 24 horas después de realizar la solicitud.

Pasos para solicitar un crédito online

  1. El primer paso para poder solicitar un crédito es hacer un cálculo, lo más preciso posible, del dinero requerido. Para poder beneficiarnos de este servicio, es fundamental saber la cantidad exacta que necesitamos para poder verificar el trámite correctamente, si no sabemos la cantidad exacta, tendremos que solicitar otro préstamo para completar la cantidad, esto implicaría doble trámite y retrasos innecesarios. Ya que tenemos clara la cantidad necesaria que requerimos en el préstamo, tenemos que comprobar si es posible pagar las cuotas a las que haremos frente en el plazo temporal y la cantidad del pago determinados por la empresa que nos otorga el préstamo. Si al hacer cuentas internamente, no vemos la posibilidad de que podamos hacer frente a estas cuotas, es mejor buscar otro tipo de préstamo, el cual sea más viable para poder cumplir con los requisitos del contrato.

2) El segundo paso es proporcionarles nuestra  información básica que nos pide la empresa. Los documentos que se piden no son excesivos, incluso para los que no disponen de una nómina son trámites sencillos. Regularmente, la mayoría de empresas pide:

  • El Documento de Identificación (DNI/NIE)

  • Que el solicitante tenga la mayoría de edad (18 años)

  • Que tenga una cuenta bancaria española

  • Debido a que este tipo de préstamos está enfocado al mercado español, se requiere que el solicitante se encuentre en España

  • Poseer una cuenta bancaria española a su nombre

3) El siguiente paso es tener en cuenta que la empresa que brinda el servicio de préstamos, a pesar de no pedirnos la nómina, sí nos pedirá alguna documentación donde ellos puedan comprobar que podremos sufragar la deuda del dinero otorgado. Es decir, tendremos que enviarles documentos que comprueben que tenemos capacidad de hacer frente a los pagos. Esta documentación puede ser desde ingresos regulares de alguna otra fuente que no sea una nómina, hasta justificantes de prestaciones de desempleo o cualquier tipo de justificante de ingresos corrientes. La finalidad de estos documentos es comprobar que, efectivamente, podemos pagar la deuda en las cuotas estipuladas y que no aceptemos un acuerdo el cual luego no podamos cumplir.

Esperamos que esta información te haya sido de utilidad si estás pensando en adquirir un préstamo aunque no dispongas de una nómina. Asimismo, te recomendamos que  reflexiones detenidamente en los requisitos comparándolos con los beneficios que podrías obtener con un préstamo online y hacer una buena investigación a través de los comparadores de préstamos online para encontrar la opción más rentable para tus necesidades económicas.

¿tu reaccion?

conversaciones de facebook