Qué cámara elegir para grabar vídeo profesionales para Youtube
El vídeo cada día adquiere más importancia como medio y contenido de comunicación.

Estoy seguro de que has escuchado las estadísticas tratando de explicar lo masivo que es YouTube. De hecho, antes de que termines de leer este post, casi 1,000 horas de video serán subidas a YouTube. 

Pero esta es la verdad: la mayoría de esos minutos son horribles. Aburrido, de una calidad horrible y doloroso de ver.

Si quieres destacarte y crear videos de alta calidad que la gente realmente quiere ver, tengo buenas noticias. 

Siguiendo sólo unos pocos consejos sencillos, sus vídeos mejorarán de forma espectacular, lo que resultará en más visitas, más ventas y más reconocimiento.

¿Cuál es la mejor cámara para grabar vídeo?

Esta pregunta puede resultar algo complicada de responder en pocas palabras. En primer lugar, cabe indicar que hoy en día, con algunos smartphones de gama alta, se puede conseguir una calidad de vídeo bastante buena. 

Por otro lado, prácticamente todas las cámaras de fotos también graban vídeo ya en Full HD, por lo que tampoco sería necesario buscar una cámara de vídeo exclusiva y cara. Además, una cámara de vídeo o una cámara de fotos, tienen mejor óptica y nos darán más calidad de imagen que un móvil.

Por tanto, teniendo en mente una buena cámara de fotos que grabe vídeos, es importante que ésta grabe en Full HD o en 4K. En concreto, el 4K tiene ventajas como una mejora de calidad de imagen al redimensionar a FHD, poder recortar 4K para conseguir planos Full HD, mayor nivel de detalle a la hora se sacar fotogramas, etc.

Asimismo, otros requisitos que debería tener nuestra cámara para grabar vídeos de calidad, serían que se pueda montar en un trípode, que tenga un buen sistema de enfoque y seguimiento (detección de cara y ojos, lo cual es muy importante para los youtubers que hacen vlog), que presente la pantalla abatible, para ver el encuadre cuando nos grabamos a nosotros mismos; y que cuente con una entrada de micrófono externo.

A la hora de escoger una cámara, hay que destacar que las cámaras de objetivos intercambiables nos dan la posibilidad de ampliar el equipo de grabación sin tener que cambiar de cámara, y nos permiten utilizar la óptica que mejor nos venga en cada caso. Además, cuanto mayor sea el sensor de la cámara, más posibilidades tendremos para conseguir distintos efectos. Sin embargo, este tipo de cámaras, por muy compactas que sean, sus lentes suelen abultar bastante, lo cual puede suponernos un problema si vamos a realizar vídeos en la calle o con la cámara en la mano. En este caso, una buena cámara de acción, como las GoPro Hero 7, también puede ser una buena alternativa.

En general, podemos decir que las cámaras más recomendables para grabar vídeos para YouTube son: las Panasonic Lumix GH5, GH5S, G80 y G9; las Sony Alpha A7S IIy A7 III y la Sony Cyber-shot RX100V; y la Nikon D3300.

Después de grabar el vídeo y el audio, toca editarlos. Para ello, es muy importante tener suficientes tomas y no haber dejado nada sin grabar.

A continuación, para poder usar softwares de edición y que todo vaya fluido, es necesario disponer de un buen equipo informático, compuesto por: ordenador, monitor, teclado, ratón, altavoces y/o auriculares. En el caso del ordenador, es básico disponer de un gran espacio de almacenamiento, mínimo 8GB de memoria RAM, y una buena tarjeta gráfica. Por ello, la mayoría de ordenadores que se utilizan para la edición de vídeo suelen ser de sobremesa y potentes, como los gaming.

¿tu reaccion?

conversaciones de facebook