China, Rusia, India entre otros van a crear una nueva moneda de reserva mundial para sustituir al dolar
China, Rusia, India entre otros van a crear una nueva moneda de reserva mundial para sustituir al dolar

DINERO MODERNO - El Newsletter de Bitcoin de Fresqui.com

Te envviamos un mail semanal con el resumen de los eventos más importantes que han ocurrido en los últimos días sobre #BITCOIN, #CRIPTOMONEDAS #TECNOLOGÍA Y #FINANZAS Ir a la Newsletter

Brasil, Rusia, India, China y Sur Africa preparan un desafío al dominio del dólar creando su propia nueva moneda de reserva mundial. Veamos algunas de sus posibles consecuencias.

Rusia está dispuesta a desarrollar una nueva moneda de reserva mundial junto con China y otras naciones del BRICS (Brasil, Rusia, India, China y Sur Africa), en un potencial desafío al dominio del dólar estadounidense.

El Presidente Vladimir Putin señaló que la nueva moneda de reserva se basaría en una cesta de monedas de los miembros del grupo: Brasil, Rusia, India, China y Sudáfrica.

"La cuestión de la creación de una moneda de reserva internacional basada en un conjunto de monedas de nuestros países está siendo revisada", dijo Putin en el Foro Empresarial de los BRICS, según un informe de TASS. "Estamos dispuestos a trabajar abiertamente con todos los socios justos".

El dólar ha sido considerado durante mucho tiempo como la moneda de reserva del mundo, pero su dominio en la cuota de las reservas monetarias internacionales está disminuyendo en todos los bancos centrales y en las reservas de los paises.

Los bancos centrales están buscando diversificar sus tenencias en monedas como el yuan, así como en áreas no tradicionales como la corona sueca y el won surcoreano, según el Fondo Monetario Internacional.

Uno de los objetivos principales de esta nueva moneda es favorecer los intercambios económicos entre los paises que la componen. Sustituyendo con ello a la moneda que actualmente se utiliza para todoel comercio mundial, el dolar.

"Se trata de un movimiento para hacer frente a la percepción de la hegemonía estadounidense del FMI", dijo el jefe global de mercados de ING, Chris Turner, en una nota. "Permitirá a los BRICS construir su propia esfera de influencia y unidad monetaria dentro de esa esfera".

La medida de Rusia llega después de que las sanciones occidentales impuestas por la guerra de Ucrania prácticamente dejaran al país fuera del sistema financiero mundial, restringiendo el acceso a sus dólares y presionando su economía. 

"La rapidez con la que las naciones occidentales y sus aliados sancionaron las reservas de divisas rusas (congelando alrededor de la mitad) sin duda conmocionó a las autoridades rusas", dijo Turner de ING.

"El Banco Central de Rusia lo admitió efectivamente, y sin duda algunas naciones del BRICS -especialmente China- se dieron cuenta de la velocidad y el sigilo con que se movió el Tesoro de EE.UU.", añadió.

Estas sanciones probablemente han animado a Moscú y Pekín a trabajar en una alternativa al activo de reserva internacional del FMI, los derechos especiales de giro, sugirió Turner.

Aunque no es una moneda de reserva, los DEG se basan en una cesta de divisas formada por el dólar estadounidense, el euro, la libra esterlina y el yen japonés, además del yuan chino.

Una posibilidad es que la cesta de monedas de los BRICS atraiga las reservas no sólo de los miembros del grupo, sino también de los países que ya están en su radio de influencia, sugirió. Entre ellos se encuentran naciones del sur de Asia y de Oriente Medio.

Primeras consecuencias del anuncio de la creación de una nueva moneda del BRICS

Esta semana se ha anunciado que Irán y Argentina han solicitado su ingreso en el BRICS.  El BRICS -que hasta hace poco estaba formado por Brasil, Rusia, India, China y Sudáfrica- es un foro que permite a los países ajenos a las economías desarrolladas occidentales forjar alianzas en materia económica. A medida que aumenta su tamaño, crece su influencia e importancia económica.

La semana pasada, en uno de los foros de los BRICS, el Presidente Putin anunció que Rusia, junto con China y otras naciones del BRICS, se estaba preparando para lanzar una nueva moneda de reserva mundial formada por una cesta de monedas de los BRICS. Si tiene éxito, esa moneda de reserva sería una amenaza directa para el dólar estadounidense, actualmente dominante.

Es difícil no leer las dos historias como parte del mismo arco general. Irán y Argentina se suben al carro porque perciben la oportunidad de construir una alianza alternativa a la globalización liderada por Occidente. Mientras tanto, los demás miembros del BRICS los invitan a subir a bordo porque huelen la sangre, ya que ven que la rápida caída de las sanciones occidentales contra Rusia pone de manifiesto grandes debilidades económicas.

¿Podría un nuevo bloque comercial con su propia moneda de reserva ser una amenaza para Occidente y para el dominio del dólar estadounidense?

Casi con toda seguridad. En su forma actual, los BRICS representan alrededor del 31,5% del PIB mundial si se ajusta a la paridad del poder adquisitivo. Si se añaden Irán y Argentina, esta cifra se eleva al 33% del PIB mundial. Se trata de un enorme bloque comercial potencial, y el 33% del PIB mundial es sin duda suficiente para justificar una moneda de reserva.

Pero más allá de esto, el potencial de sinergias entre los países es enorme. En conjunto, los países BRICS ampliados producen actualmente alrededor del 26% de la producción mundial de petróleo y el 50% de la producción de mineral de hierro utilizado para fabricar acero. Producen alrededor del 40% de la producción mundial de maíz y el 46% de la de trigo.

Si todo esto se negociara en la nueva moneda de reserva, se convertiría instantáneamente en una piedra angular de la economía mundial.

Mientras tanto, el dólar estadounidense ya se está hundiendo. A principios de junio, el FMI publicó un informe en el que se mostraba que el dólar estadounidense representa hoy el 59% de las reservas mundiales, muy lejos del 70% que representaba en 1999. El informe señalaba que los gestores de las reservas de los bancos centrales estaban cambiando activamente sus carteras de dólares a monedas no tradicionales.

Imaginemos ahora lo que ocurriría si los BRICS lanzaran su moneda de reserva, llamémosla "BRIC". Supongamos que el BRIC se mantuviera como reserva más o menos en consonancia con la importancia del bloque en términos de PIB mundial y que le diera un mordisco a todas las demás tenencias de reserva por igual. El impacto se parecería al gráfico siguiente. Como podemos ver, incluso este simple ejercicio muestra que el BRIC se mantendría fácilmente frente al dólar estadounidense.

Los cambios que se están produciendo en la economía mundial son sin duda los mayores que se han visto desde 1945. Sin embargo, se habla muy poco de ello en la prensa o en los círculos políticos.

¿Están los líderes occidentales planeando esto?

¿Tienen una estrategia para este nuevo mundo? Esperemos que sí, ya que estos cambios podrían afectar drásticamente al nivel de vida de Occidente y a nuestro lugar en el mundo.

*En Binance, el exchange de crypto más grande del mundo - Low fees!
Fresqui es un medio de comunicación online pionero nacido en 2005 y que trata noticias tecnológicas, blockchain, web 3.0, criptomonedas, y la cultura de internet.

¿tu reaccion?

conversaciones de facebook