Estos alimentos son consumidos por la mayoría de personas de forma diaria y sin embargo son muy perjudiciales para la piel.

1. Cafeína

Cafeína

Lo malo con la cafeína es que tiene efecto diurético, lo cual deshidrata de forma natural tu piel con cada taza que bebes. Intenta moderar tu consumo y acompañar cada taza con un vaso abundante de agua.

Recomendación: no abuses de el consumo y es preferible que elijas otro tipo de  bebidas calientes como el té blanco que además aporta antioxidantes y otros beneficios para la salud y la piel 

2. Evita los "alimentos blancos"

Evita los "alimentos blancos"

Los "alimentos blancos", tales como los derivados de harinas blancas en productos de bollería o panes, arroces, pastas, leche, no son nada recomendables para el cuerpo. Uno de los problemas que presentan este tipo de alimentos es su alto índice glicémico, lo que genera un aumento de la insulina de nuestro organismo y produce inflamación y otros efectos secundarios como cambios bruscos en los niveles de energí. Estos cambios bruscos a inflamaciones afectan al colágeno y la elastina de la piel. 

Recomendación: Evita los alimentos "blancos". Come estos mismos alimentos pero en sus versiones integrales. Si puedes, reemplaza algunos de ellos por vegetales para añadir más carbohidratos complejos a tu dieta.

3. Frituras

Frituras

Aunque las grasas vegetales como el aceite vegetal son saludable y buenas para la piel, ocurre todo lo contrario con el tipo de grasa que se encuentra en las frituras. Cuando fríes un alimento a una alta temperatura se liberan unos compuestos llamado productos finales de glucación avanzados, los cuales pueden incrementar la inflamación y el color rojo presente en la piel, así como también la aparición de arrugas, entre otros efectos no deseados. 

Sugerencia: Consume solo grasas buenas como el aceite de oliva, el aguacate y los frutos secos (maní, almendras, etc). No reutilices demasiado el aceite con el que cocinas.

4. Azúcares refinados

Azúcares refinados

Según los últimos estudioel consumo excesivo de azúcares refinados podría generar una bajada en los niveles de colágeno y elastina de nuestra piel, dos componentes esenciales a la hora de mantener la salud y elasticidad de ésta. 

Consumir o mejor dicho abusar de este tipo de alimentos hace que el proceso de envejecimiento se vuelve mucho más rápido y evidente.

RecomendaciónIntenta lentamente acostumbrarte al dulce de las frutas o de la miel. También puedes probar consumir versiones más ‘saludables’ de tus dulces favoritos, que sean horneadas y que tengan azúcar y harina integral.

¿tu reaccion?

conversaciones de facebook