Por qué el 2018 Podría ser el año de una de las mayores crisis de la historia y la caida del SP500
¿Estamos ante la peor crisis económica de la historia?

El crecimiento aparentemente interminable de la industria de ETFs ha tenido un inconveniente en los últimos dos meses, ya que las turbulencias en el mercado de valores de EE.UU., el área más popular a la que los ETFs se exponen, ha empujado a los inversores a reasignar sus inversiones.

Los fondos negociados en bolsa tuvieron flujos negativos durante el mes de marzo, amortizaciones que se debieron casi en su totalidad a las salidas de fondos de renta variable estadounidenses de gran capitalización. Este es el segundo mes consecutivo de salidas de fondos para ETFs, y de acuerdo con los datos de State Street Global Advisors, que marca el primer conjunto de salidas consecutivas desde 2008, durante lo peor de la crisis financiera.

Según FactSet, cerca de 8.780 millones de dólares fueron retirados de los fondos de acciones que cotizan en los EE.UU. durante el mes pasado, una retirada fue más que suficiente para compensar las entradas de 3.440 millones de dólares en productos de renta fija.

El mercado de valores se ha comportado mal en 2018, y el antiguo patrón de correcciones del 2 al 3 por ciento seguido de nuevos máximos se ha roto. Primero, hubo una mini-caída del 12 por ciento, luego un rally, luego otra caída, y al menos aún no se ha alcanzado un nuevo máximo.

La mayoría de los expertos piensan que esto es sólo una repetición de los tiempos más volátiles, como en 2011, 2012 o 2016, cuando las acciones se corrigieron en más de un 10 por ciento, y luego volvieron a alcanzar nuevos máximos.

"Apaga la CNBC. Ve a la clase de ejercicio. Lee un libro. Se esperaba este retroceso del mercado y era muy necesario que ocurriera para que el mercado subiera. ... No hay necesidad de acciones defensivas", dijo Jonathan Torrens, presidente de TCM Wealth Advisors, a WealthManagement.com.

Sin embargo, el mundo en 2018 es diferente al de 2016, y los inversores tienen muchas razones para estar preocupados, esto es el comienzo de algo peor que una caída de entre un 10 y un 20 por ciento en los promedios de las principales acciones, como el S&P 500.

Los datos económicos en general son bastante sólidos, pero esto no es necesariamente una buena señal. El crecimiento del PIB y el desempleo siempre son buenos en las cimas del mercado, al igual que los beneficios empresariales. El mercado de valores es un indicador líder de lo que está por venir, y no al revés.

Las valoraciones y los indicadores de sentimiento se siguen estirando en los extremos alcistas, como lo han hecho durante los últimos años, por lo que esto no puede ser el factor decisivo para la recesión del mercado (a pesar de que la cumbre "Ricitos de Oro" en el Foro Económico Mundial de enero de este año se distinguió en términos de euforia -también notable en las cimas de los mercados).

"Estamos en este período de Ricitos de Oro donde hemos tenido este hermoso desapalancamiento. La inflación no es un problema. El crecimiento es bueno, todo es bastante bueno", dijo Ray Dalio, fundador del mayor fondo de cobertura del mundo, Bridgewater Associates, en el foro de Davos.

¿tu reaccion?

conversaciones de facebook